-

La dificultad de las fotografías

La dificultad de las fotografías 1

Hacer una fotografía es un gran arte, consta de una gran paciencia para poder captar lo que deseamos en el momento justo y adecuado.

Fotografiar niños, animales en su hábitat (salvajes o domésticos), el tiempo de espera, el camuflaje, la paciencia… todo cuenta para una buena foto.

Un buen fotógrafo depende de su espontaneidad en el momento justo y preciso.

Otra gran meta en la fotografía es el saber plasmar los elementos meteorológicos, el hielo, la nieve, la lluvia, las olas del mar… todo ello requiere todo un tiempo de exposición, enfoque y elementos visuales que queramos recoger para dejarlos plasmados en el objetivo.

Las fotografías de niños tienen su cierta complicación, pues hay que captar su espontaneidad. No se recomiendo utilizar el flash, pues les asusta. Un aspecto muy importante es ponerse en cuclillas a su altura para no sacar las cabezas y no hacerles esperar, pues se aburren con facilidad. Hay que dejarlos a su aire. En los más pequeños los juguetes ayudan mucho.

La dificultad de fotografiar animales es su rápida movilidad. Es muy parecido a las fotos de los niños, un consejo es, armarse de paciencia. Las fotos han de ser por sorpresa antes de que se percaten de nuestra presencia. Nunca conseguiremos que cualquier animal pose.

Los animales en plena naturaleza están en total libertad, hay que estudiarlos como las personas, debemos esperar y anticiparnos a sus movimientos y reacciones. Para buscar la luz y el encuadre hay que pasar el tiempo que haga falta.

Las fotos de paisajes no suponen una difícil técnica, sino más bien ser creativos. Los elementos que hacen a un paisaje espectacular son el contraste del color, sus curvas, sus líneas, la combinación de formas y el ritmo de los elementos.

Fuente: foto 3

 

Lo último...

Artículo anteriorFeldo luxury
Artículo siguienteNimbuzz