Marco Simoncelli: adiós al chico malo del paddock

Marco Simoncelli pierde la vida en un accidente en Malasia. El piloto italiano hacía dos años que corría en MotoGP tras proclamarse campeón de los 250 cc del año 2008

Marco Simoncelli era un piloto conocido por todos. El italiano, que había hecho algunas maniobras comprometidas en su carrera en el Mundial de motociclismo, no dejaba indiferente a nadie en el paddock. Algunos lo tildaban de agresivo, de otros, de espectacular. Y su cabellera, que decía que no quería cortarse nunca, no pasaba desapercibida cuando se quitaba el casco.

Marco Simoncelli, nacido en la localidad italiana de Cattolica hace 24 años, debutó en el Mundial de Motociclismo en 2002, el gran premio de la República Checa. Entonces participaba en la categoría de 125 centímetros cúbicos. Allí fue hasta el final de la temporada 2005, donde lograría 2 victorias (con un total de 7 podios) y 3 ‘poles’.

En 2006 daría el salto a la categoría media, donde lograría su único título mundial (2008). Los 250 cc, Simoncelli obtendría sus mejores resultados. En cuatro temporadas-además del campeonato del Mundo-se alzó con 12 victorias (un total de 22 podios) y 10 ‘poles’. Unas estadísticas que le valdrían para dar el salto a la categoría reina, donde debutaría en 2010.

La pasada temporada, el piloto de Cattolica fue considerado uno de los ‘rookies’ del año. Flirteó varias veces con el podio, y demostró su capacidad para competir con las motos oficiales, sobre todo en el último tercio de la temporada.

Este 2011, Simoncelli se había mostrado aún más competitivo, y subió por primera vez a un podio de MotoGP en la República Checa, precisamente en la pista donde debutó aquel lejano 2002. ‘Sic’ lograría una segunda posición y un tercer puesto, y dos ‘polos’ antes de que el desgraciado accidente de este domingo en Malasia terminara con la vida del joven piloto italiano.

Fuente: Marco Simoncelli