Max Mara, “Abrigos” acaba su gira en Rusia

 

Luigi Maramotti, presidente de Max Mara, heredó la empresa de su padre Achile,  fundada en Italia en el año 1951.  60 años de historia y muchos los modelos y los cambios que se han producido en la prenda de abrigo femenino.

En la historia del hombre, el abrigo se relaciona con la guerra, pero para la mujer la historia del abrigo comienza con los cambios de vida, según Luigi Maramotti.

Estos 60 años han dado para una gran colección de modelos y diseños de abrigos, gabardinas y capas que Luigi Maramotti lleva exhibiendo por los países del mundo desde hace cinco años con el nombre de “Abrigos”.

La historia está organizada en temas que se entrelazan entre sí y cuyo hilo conductor es la secuencia de tiempo.

Los visitantes  podrán contemplar desde los abrigos con cuellos de piel de la posguerra, hasta las imágenes en las que podemos ver a una Carla Bruni, la actual primera dama francesa, en su etapa de modelo.

La secuencia cronológica comienza, como no puede ser de otra manera, en los inicios de la empresa, décadas de los 50 y 60, la conexión con la industria editorial  forma parte de los 70, la etapa de la creatividad  tuvo su emergencia en los 80, la fotografía en la siguiente década, los 90 y, por último pero no menos importante, la producción industrial  que se produjo en el 2000.

Se puede ver una sección dedicada a las preciosas capas en la historia de la moda del Grupo Max Mara. Otra sección son  los 70 modelos raros con fecha desde los años 50 hasta nuestros días.

No podía faltar el emblemático abrigo, que se conoce por un número,  101801, una combinación de un quimono en cachemir color cámel con cinturón y cuello masculino que podemos apreciar en la imagen de la portada.

Gabardinas y abrigos con adornos de piel que le hubiera gustado a Catalina la Grande reina de Rusia, último país elegido para acabar la gira Max Mara, en el Museo Histórico del Estado de Moscú.

La  última parada no ha sido hecha al azar,  Rusia es un lugar en el que la vida depende de la ropa de abrigo y las mujeres rusas saben apreciar la calidad de una prenda de abrigo.

El mundo occidental han dejado de lado las prendas resistentes para pasarse a los modelos fashión invernales en los que no destacan la calidad y resistencia de los materiales.

Max Mara no ha abandonado esta filosofía que se puede constatar en la colección otoño-invierno donde  las prendas diseñadas son ponibles, modernas y permiten que cada mujer las adapte a su propia personalidad.