¿Qué es el peeling químico? Beneficios que ofrece este tratamiento

Vivimos en una sociedad donde los tratamientos faciales están en auge. Todo el mundo busca el remedio adecuado para disfrutar de un cutis perfecto y una piel muy cuidada. Someterse a un peeling suele ser una de las mejores opciones que podemos utilizar. Aquí nos encontramos dos opciones: el tradicional y el químico. Hoy nos centraremos en este último tipo que se ha convertido en una de las terapias más demandadas tanto en Barcelona como en Madrid. Esto hace que no sea complicado encontrar clínicas de peeling quimico barcelona o en cualquier otra ciudad.

Qué es el peeling químico

Cuando hablamos de peeling químico, nos estamos refiriendo a una técnica pensada para exfoliar el cutis a través de distintas capas de este. Para conseguir esto, se utiliza productos químicos que consiguen incidir en mayor o menos medida en la dermis. Gracias a este tratamiento, se consigue que la piel vuelva a rejuvenecer, además de acabar con ciertas imperfecciones como son el acné, las arrugas profundas o manchas producidas por el sol.

Aunque cuando se habla de peeling todo el mundo piensa en el rostro, esta técnica puede ser utilizada en el resto del cuerpo. También es importante saber que puede ser aplicada con diferentes grados de incidencia. De esta forma podemos optar por tratamientos más profundos o superficiales, según nuestras necesidades. Cuanto más duro sea el peeling, mayor será sus efectos en la piel.

Beneficios del uso del peeling químico

Veamos a continuación algunos de los principales beneficios que nos ofrece el uso del peeling químico.

Reducir las arrugas y líneas de expresión

Por medio del uso del peeling químico, es posible reducir la apariencia de las líneas de expresión y las arrugas. Esto se consigue al eliminar la capa externa de la piel, dejando a la vista una piel fresca y suave.

Corrige el daño solar

La exposición a los rayos solares pueden influir hasta en un 90% en los signos de envejecimiento prematuro. Este tipo de tratamientos faciales ayudan a reparar y revertir el daño producido por el sol en la piel. Utilizar una buena protección solar nos ayudará a reducir este envejecimiento.

Adiós al acné

Hay estudios que demuestran que aquellos peeling químicos que contienen ácido salicílico llegan a reducir el acné hasta en un 75%. Para tratar este problema, es suficiente con llevar a cabo un tratamiento suave ya que el acné suele ser un problema superficial.

Combate problemas de pigmentación

Los peeling químicos también están destacando como perfectas herramientas para dar solución a problemas de pigmentación. Aquí nos encontramos problemas como melasma, hiperpigmentación y decoloración. Suele ser efectivo tanto en la cara como en manos, cuello y pecho.

Mejora la textura y tono de la piel

Por último, queremos destacar que un peeling químico también permite estimular el crecimiento de piel nueva y fresca, ayudando a rejuvenecer el tono general y textura de la piel aportando un brillo saludable y bonito.

Así que ya sabéis, si queréis disfrutar de un rostro cuidado y más juvenil, el peeling químico puede ser la opción que andabas buscando. ¿A qué esperas para probarlo?

Dejar respuesta