Pestañas postizas para una mirada deslumbrante

Pestañas postizas para una mirada deslumbrante

Las pestañas postizas no son un invento de hoy, desde hace años se utilizan; como todo, en cuestiones de moda, se empezó utilizando entre las estrellas, pero es un complemento que está al alcance de cualquier bolsillo. Vamos a ver los tipos de pestañas postizas para una mirada deslumbrante.

Su efecto es ampliar la mirada, la amplifican enormemente, logrando una mirada más viva, más despierta. ¿Qué creíais? ¿Que todas las celebrities tenían esa mirada deslumbrante? No. A parte de ellas, te contamos los trucos para que las puedas llevar tú.

Pestañas postizas individuales. Sueltas, con diferentes longitudes y diferentes grosores. Son el tipo de postizos más natural que hay, ya que están diseñadas para que no parezca que las llevas puestas. Además si se caen, se caen una a una, nadie sabrá que es postiza. ¡Son geniales! Pero hay que tener más paciencia para colocarlas perfectamente.

Pestañas por grupos. Son pestañas, también de diferentes longitudes, pero unidas por la base. Tus pestañas tendrán un aspecto más voluminoso, y lucirán mucho más largas, por supuesto.  Son algo complicadas de poner por el hecho de ir en bloques y ajustarlas a tus pestañas sin que se note puede resultar difícil, pero nada que no se arregle con paciencia.

Pestañas postizas por tiras. Son generalmente de diferentes longitudes y están unidas por una base larga. Pueden cortarse por fragmentos pequeños. Son las más sencillas de aplicar, porque se pegan todas de golpe. A algunas chicas les resulta más complicado al pegar la parte situada en el ángulo interno del ojo. También cuentan con la pega que son las que más “se notan”. Opta por tiras poco pobladas para conseguir un efecto más natural.

Al poner cualquiera de estos tipos es importante colocarlas bien para lograr que no se noten que son “de mentira”. Tienes que medir la longitud del espacio donde vas a colocarlas, exactamente, para que no falte ni sobre. Puedes ayudarte de unas pinzas de depilar para ayudarte a pegarlas. Otro factor que debes tener en cuenta es el tema del pegamento. Recuerda que estamos trabajando demasiado cerca del ojo y el exceso de pegamento puede ser nocivo, pero si nos quedamos cortas corremos el riesgo de que se despeguen al poco tiempo. Para finalizar el look, ayúdate de un eyeliner negro para repasar bien la línea del párpado donde se une éste con las pestañas y que quede bien disimulado. Luego solo tienes que maquillarlas con rímel logrando juntar las tuyas con las de pega. Y estarás reguapa para deslumbrar con tu mirada.