-

Podemos encontrar la respuesta en nuestro interior

Podemos encontrar la respuesta en nuestro interior 1Cuando ni por escrito puedes expresar lo que sientes, es que es algo muy grande que sobrepasa tu entendimiento. Las palabras se crearon para poder manifestar lo que nuestra mente nos dice, pero creo que nadie fue capaz de inventar un vocabulario que representara con exactitud cada sentimiento.

Sientes que la sangre fluye por tus venas de una manera diferente, con fuerza y vigor, que el corazón late con un ritmo diferente, con más impulso, un cosquilleo en la garganta que te empuja a soltar una carcajada, una fuerza interior que te obliga a tener dibujada una sonrisa y una paz interior que dirige tu mirada hacia el infinito y te llena la imaginación de bellas escenas.

Estás contenta por todo lo que tienes, lo que te acompaña y lo que está por venir. Estás convencida de ser afortunada, de estar viviendo.

Esperas con anhelo que llegue el día siguiente mientras saboreas cada minuto del hoy.

Oyes una canción y sientes que la están tocando para ti, haces tuyos esos acordes.

Te sientes orgullosa porque tienes amigos, buenos amigos, por tu familia, por tus conocidos. Te ves guapa, atractiva, porque sabes que todo ese mundo de sensaciones que recorren tu cuerpo se está reflejando en tus ojos y te proporciona una belleza imposible de imitar.

Si no encuentras una expresión para definir todo esto, podemos utilizar todas las palabras para llenarlas de emoción y transmitirla en nuestro mensaje.

Dedicamos tan poco tiempo a nuestro interior que dejamos de alimentarlo y es lo que nos hace diferentes, únicos y nos llena de vida.

Es lo que nos anima a cambiar el mundo o, al menos, a intentarlo, a sonreír ante las adversidades, a encontrar el lado positivo de las cosas, incluso en los peores momentos.

Dedicando unos minutos del día a mirarnos por dentro, encontramos cada vez cosas nuevas que nos pueden ayudar a ser mejores, más auténticos y más felices.

Cuando lo de fuera no te gusta o no te hace feliz, mira hacia dentro y busca en tu interior la salida. Puede que encuentres la luz que necesitas para iluminar de nuevo tu camino.

 

Lo último...