Prepara tu piel para la llegada del buen tiempo

Prepara tu piel para la llegada del buen tiempo 2

Cuando llega el buen tiempo a nuestra vida casi sin darnos cuenta empezamos a sentirnos con más energía y con ganas de hacer más cosas. Cuando el día es más largo y tenemos más horas de luz para disfrutar hace que nos sintamos mucho mejor. Aunque claro, es necesario preparar la piel para esta llegada de más luz diaria.

Las temperaturas empiezan a subir y por lo tanto, nuestra piel comienza a estar más al descubierto por lo que es fundamental saber cómo cuidarla para que su salud no se vea perjudicada. Es posible que con el buen tiempo quieras tener una piel bronceada.

Una piel sana y bonita

Para tener una piel bronceada no se te puede olvidar que es aún más importante que tengas una dermis sana y bonita. Para cuidar la piel no solo basta con echarte un poco e crema solar cuando te acuerdes, necesitas saber algunos consejos más para que de esta manera tenga el mejor aspecto durante todo el año.

Vamos a explicarte cómo conseguir una piel bien cuidada y protegida durante todo el año, pero sobre todo en los meses de más calor. No te pierdas detalle de todos los consejos que te vamos a dar porque es importante que los tengas en cuenta desde hoy mismo.

Mantén una buena alimentación

Lo primero que debes tener presente es que tu alimentación debe ser variada y equilibrada, con alimentos saludables que te aporten hidratación, nutrición y todo el aporte de minerales y vitaminas que tu cuerpo y tu piel necesita.

Es importante evitar dentro de todo lo posible alimentos perjudiciales o que no te aporten buena nutrición, así como evitar el consumo de alcohol o el tabaco que pueden perjudicar sin que te des cuenta tu salud dérmica.

Cuando llega el buen tiempo, es importante sobre todo, incluir de manera regular en tu dieta: frutas. Las frutas de hidratan y te aportan vitaminas y minerales que permiten que tu piel esté mejor cuidada.

Hidratación

Igual que tu alimentación es fundamental, la hidratación es igual de importante en tu vida como el aire que respiras. Si mantienes una buen nivel de agua en tu organismo estarás cuidando tu piel desde el interior. Debes beber agua todos los días, y mejor si lo haces antes de que te entre sed. Para ello, ten siempre una botella de agua contigo para que de esta manera puedas beber agua siempre que lo necesites.

Crema hidratante

Una crema hidratante después de cada ducha es importante para que de esta manera tu piel retenga mejor la hidratación y esté más suave y con un aspecto mucho más saludable. Escoge una crema hidratante que se adapte a tu tipo de piel y que no se te olvide echártela siempre que salgas de la ducha, notarás la diferencia.

Exfoliación corporal

La exfoliación corporal es muy importante para que la piel se regenere. Es necesario hacerlo por todo el cuerpo pero evitando las zonas más delicadas. La exfoliación corporal no debe hacerse todos los días. Esto es importante porque si se hiciese todos los días acabarías eliminando la barrera protectora de la dermis y por lo tanto, tendrías irritaciones dérmicas a corto y largo plazo.

Lo ideal, es exfoliarte el cuerpo con un jabón para este fin dos veces en semana (con dos días entre una exfoliación y otra), ni más ni menos. De esta manera tu barrera protectora dérmica no se vería perjudicada y además le daría tiempo a tu piel de regenerarse y estar más fuerte y saludable.

Tomar el sol con protección solar

Siempre que vayas a tomar el sol o a refrescarte con un baño, no se te podrá olvidar el llevar contigo toallas de playa y piscina. Pero si bien es cierto que las toallas son importantes, también deberás ponerte tu crema solar. Es más, no importa cuál es tu tipo de piel, la crema solar no podrá faltarte nunca (ni en verano ni en invierno). Todas las zonas de tu piel que estén expuestas al sol, siempre deberás protegerlas con crema solar de alta protección.

En realidad, nadie debería pasar más de media hora expuesto al sol (y mucho menos sin protección), pero es que además, para poder absorber la vitamina D que necesitamos del Sol, con solo 10 minutos al día es más que suficiente para que nuestro organsimo y nuestra piel esté saludable.

Ahora ya tienes algunos consejos para que tu piel esté bien preparada y cuidada en la llegada del buen tiempo, pero realmente, son consejos que puedes seguir durante todo el año, porque así, ¡tendrás una piel radiante siempre!

Sobre el autor

Scroll al inicio