-

Siéntete a gusto contigo misma

Siéntete a gusto contigo misma 1

El vestido es una prenda básica en el armario de toda mujer pero, no todos los tipos de vestidos les sientan bien a nuestro cuerpo.

El cuerpo cilindro(sin demasiadas curvas y cintura ancha) no admite los trajes ceñidos, sin embargo admite un buen tacón. Admite igualmente vestidos de dos colores (color arriba, color abajo) y adornados de volantes.

El cuerpo campana(fino por arriba y caderas anchas), lo que mejor le va son vestidos ajustados en la parte de arriba y ancho por abajo.

El cuerpo de reloj de arena,(muchas curvas), acepta los vestidos ceñidos a la cintura, y con vuelo con hombros despejados y escotes de anudados al cuello, para dejar tu espalda al aire.

Siéntete a gusto contigo misma 2

El cuerpo menudo nada de vestidos largos. Siempre por encima de las rodillas para alargar las piernas y parecer alta. Se puede aplicar un cinturón y los estampados de rayas verticales.

Si tienes mucho pecho, un truco es no ponerse escotazos ni estampados en esta zona. Elegir los colores oscuros y olvidarse de la ajustada licra.

Si tu problema es la tripita, prueba con camisetas de hombreras amplias, faldas ajustadas por encima de la rodilla y olvídate de los cinturones.

Siéntete a gusto contigo misma 3

Estos trucos no significan disimular los complejos, sino sentirte más cómoda. No olvides que lo mejor es sentirse bien consigo misma, para ello puedes optar a cualquier truco para sentirte más a gusto con tu cuerpo y  más segura contigo misma.

Fuente:terra

Lo último...

Artículo anteriorRopa interior femenina y sensualidad
Artículo siguienteMujeres y brujería