Sillas de comer

A la hora de comer, el bebé requiere de confort y espacio suficiente como para poder mantener el movimiento propio de la edad.

Por ello, elegir una buena silla para comidas, es imprescindible al momento de asegurar un almuerzo o cena agradable.

Entre las principales marcas del mercado, nos encontramos con algunas cuyas propuestas son sumamente interesantes, ya sea por las características externas, como por las capacidades de prestaciones que poseen.

-Silla de comer Riposino Duck: es una confortable silla, sumamente anatómica y cómoda. Con buenos tapizados y detalles de acabado que aseguran la comodidad y la seguridad del bebé, las sillas Riposino son una aliada de las comidas.

-Silla alta Contempo, de Graco: cómoda, adaptable, regulable, con medidas de seguridad óptimas para el niño y con las dimensiones necesarias para que no ocupen demasiado lugar en la mesa familiar. Además, la misma está provista de diversas variantes de tapizados, sumamente divertidos y, por sobre todas las cosas, lavables.

-Silla Meal Time, de Graco: muy cómoda, con características similares a la Contempo, pero carece de apoyabrazos por lo que es más cómoda y se ubica con facilidad y ahorrando lugar en la mesa familiar.

Todas las marcas y modelos detallados, poseen amplias variedades de colores y de diseños.- pero por sobre todas las cosas, se destaca la seguridad que ofrecen al niño en cuestión, así como la ergonomía al servicio de padres y niños.

Recuerden que el  momento de la comida, debe ser agradable y confortable, tanto para el niño como para su familia.

Fuente: bebes y mas