¿Te quieres casar conmigo?

¿Te quieres casar conmigo? 1

Un ilustrador creó una serie de imágenes que, unidas, permitían leer la pregunta: ¿te quieres casar conmigo? El anillo iba en un sobre. ¿Qué contestaría la chica?

A finales de 2009, Guy Shield llevaba ocho años con su novia y en un viaje a París se dio cuenta de que quería pasar el resto de su vida con ella. Pero recurrir a una petición de mano tradicional se le quedaba corto, así que se puso a pensar cómo unir su oficio (ilustrador) con una buena idea para hacer la pregunta del millón.

El plan fue crear una serie de imágenes que él podía hacer en casa sin suscitar sospechas de su novia. Individualmente los dibujos actuaban como momentos irrelevantes pero cuando los únicos se leía la pregunta: ¿te quieres casar conmigo?

La impresión final tenía más de 2 metros y medio, y debía quedar perfecto. Su intención era ponerlo en la cama del hotel y que ella lo abriera para revelar el mensaje.

Ahora sólo faltaba un lugar para presentarle ello. Afortunadamente era el cumpleaños de su novia y para celebrarlo se iban a Bali. Este sería el momento perfecto para mostrarlo.

Escondido en un sobre estaba el anillo. Al principio ella estaba nerviosa y no funcionó exactamente como él pensaba. La chica no entendió de qué iban esas ilustraciones al principio, así que él la tuvo que ayudar.

A pesar de la tensión, el trabajo tuvo su recompensa. El plan funcionó. Dice él que se podría haber conformado con presentar un anillo y lanzar la pregunta pero no era como quería recordar aquel momento tan especial.

Por cierto, la chica le respondió que sí a la pregunta.

Encontraréis toda la historia a Guy Shield

Fuente de la noticia: ¿Te quieres casar conmigo?

Ir arriba