Tortillas esponjosas

 

Autor: Keka
 

En realidad el secreto de una buena tortilla está en hacerla con cariño. 

Pero como muchas veces esto no es suficiente os voy a dar un truquito que os ayudará a que os queden con una apariencia y un paladar insuperables. Cada uno tenemos un modo de cortar las patatas pero si lo hacéis en rodajas finitas se pochará mucho mejor y tendrá un aspecto más homogéneo. El pochar bien las patatas está en hacerlo a fuego medio y con una tapadera así quedarán tiernas y poco hechas porque no deben llegar a crujientes.
Batis los huevos con energía y le añadís una pizca de levadura ( se vende en sobrecitos en cualquier super), los ligáis con las patatas ya pochadas y en 4 minutos, ¡¡lista!!.

Tendréis una tortilla dorada, esponjosa y calentita para comer.
La felicitación está asegurada.

Ir arriba