Tres mascarillas naturales para un cutis fascinante

Lucir un rostro maravilloso, va más allá de solamente maquillarse con estilo. Hay que preparar el rostro para que luzca perfecto y para se vea saludable y radiante. Para ello nada mejor que mantener una rutina de belleza. Y para ello hoy tenemos consejos saludables, para que aproveches la naturaleza y luzcas preciosa sin gastar mucho dinero, pero sobretodo, teniendo en cuenta que para que funcione como todo, hay que ser constante.

Lo primero es primero, y en cuanto a la belleza y salud del rostro, mantener limpio el cutis va más allá del agua y el jabón. Hay que aplicar una mascarilla natural para exfoliar el cutis, la misma ayuda a retirar las células muertas y los residuos de maquillaje así como de la contaminación que se adhieren a la piel del cutis. Para ello, debes lavar a fondo con un jabón suave y abundante agua, secar y aplicar la mascarilla que te recomendamos.

reese whisteespoon

Mascarilla casera para exfoliar el cutis, poner en una licuadora unos cuantos trozos de papaya madura y dejar que tome una consistencia cremosa que aplicaremos sobre el rostro, dejando durante media hora y al cabo de ese tiempo lavamos con agua fría. Una vez a la semana bastará pero de manera constante.

Mascarilla natural para hidratar la piel del rostro, la falta de humedad en la piel del rostro, provoca el aparecimiento de las arrugas y otros signos de envejecimiento, para ello debemos cuidar el cutis aplicando una mascarilla que se hace mezclando  en un bol, 1 yema de huevo y una cucharada de crema agria, y se aplica sobre el rostro dejando por media hora y lavar con agua tibia. Es importante usarla inmediatamente de prepararse y también aprovecharla para la piel del cuello.

Mascarilla casera para suavizar la piel del cutis

Para tener ese aspecto luminoso y suave que a todas nos gusta, debemos darle a nuestro cutis una aplicación semanal de una mascarilla de piel líquida, que aplicaremos generosamente sobre el rostro dejando estar media hora y luego lavar con abundante agua fría. Es importante tener en cuenta que, debe ser miel cien por ciento natural, sin agregados ni industrial.

Imagen: Pinterest