-

Una buena anfitriona

Una buena anfitriona 1

Para convertirnos en una perfecta anfitriona, debemos cuidar hasta el mínimo detalle, pues todas deseamos quedar bien en las visitas en nuestra casa.

Existen muchos trucos e ideas con las que puedes sorprender a tus invitados.

Podemos decorar el recibidor, ya que es una buena carta de presentación. Estos deben sentirse bien acogidos y con un ambiente cálido, para ello podemos colocar un jarrón con flores frescas que darán un aroma fresco y natural.

El siguiente paso es ofrecer algo de beber como vino, cava, cerveza, vermut, agua, refrescos…(no olvides que el vino tinto se sirve a temperatura ambiente y el blanco siempre muy frío. Tampoco seas exigente con la relación calidad-precio, pues esta relación no es sinónimo de buena calidad).

Al llegar los invitados debes tenerlo todo preparado y bien revisado, (los olvidos suelen resultar incómodos y dar a relucir los nervios). Nunca fallarás si tu mesa la vistes con un mantel blanco o crudo, al igual que la vajilla. Las copas deben ser transparentes y nunca está de más un jarrón de flores en el centro de la mesa, el cual, puedes retirar cuando comiences a servir.

Nunca pases por alto el baño, en el cual, no deben faltar las toallas limpias y un suave ambientador.

Si lo que celebramos es una cena, esta no debe de ser copiosa ni escasa. El postre con frutas y un toque de dulce.

Todas estas recomendaciones son ideales para una buena cena de calidad, pero por supuesto siempre están aquellos amigos que sólo van a ver el fútbol y con los que no tienes que comerte la cabeza, para estos, simplemente es necesaria una buena provisión de latas de cerveza y unas auténtica pizzas.

Fuente: terra

Lo último...

Artículo anteriorBuscar el relax
Artículo siguienteEl lenguaje de los abanicos