-

4 cosas a tener en cuenta a la hora de someterse a un aumento de pecho

El aumento de pecho es una de las cirugías estéticas más demandadas en todo el mundo. Son muchos los motivos que llevan a que una mujer decida pasar por esta intervención, siendo la principal sentirse bien con su cuerpo. A pesar de que se trata de una operación muy sencilla y segura, siempre es importante conocer de antemano todos los detalles sobre la operación. Como sabemos que sois muchas las que estáis pensando en someteros a un aumento de pecho, hoy queremos compartir algunas de las comas más importantes que deberíais tener en cuenta.

¿Es dolorosa la cirugía de aumento de pecho?

Una de las preguntas que todas las mujeres se plantean a la hora de someterse a este tipo de cirugía, es si la operación es dolorosa o no. Decir que como toda intervención, se sentirá ciertas molestias durante el proceso postoperatorio, pero en la mayoría de los casos, se tratará de pequeños dolores que con la ayuda de algún analgésico se podrán reducir.

Además, las nuevas técnicas innovadoras utilizadas en este tipo de cirugías, permiten que el dolor postoperatorio se reduzca mucho. En un plazo de entre 7 y 10 días, se posible volver a realizar vida normal.

Si que es importante conocer que es posible que se reduzca la sensibilidad en los pezones, pero pasado un tiempo se volverá a adquirir.

Materiales más utilizados

A la hora de elegir los implantes mamarios utilizados para el aumento del pecho, nos encontramos dos opciones que son las más utilizadas.

  • Prótesis de silicona: Son las más utilizadas y están formadas por varias capas de poliuretano.
  • Prótesis de suero: Tiene la ventaja de que su contenido es compatible con el organismo, por lo que en caso de rotura, ese material podría ser absorbido por el propio organismo.

Cómo elegir el tamaño de las prótesis

A la hora de elegir el tamaño de pecho ideal para cada mujer, entra en juego diferentes factores que requiere tener en cuenta para su elección. El peso, la estatura o el tipo de complexión, son factores que influyen en este proceso. Ahora bien, ¿qué se debería tener en cuenta para conseguir un pecho que aporte naturalidad?

Medidas previas

Hay que destacar que cada cirugía de pecho es totalmente diferente al de otra mujer. Esto es debido a que influye su contorno actual, el ancho o la distancia entre areolas.

Forma de los pechos

La forma que tengan los pechos también influyen a la hora de elegir el tamaño más adecuado. Por ejemplo, en el caso de que tenga un pecho pequeño, no se recomienda que el aumento sea muy grande.

Ancho del seno

El ancho que tenga el pecho es importante para conseguir un efecto natural. Si se escoge un diámetro de prótesis superior a la capacidad mamaria, el resultado final no será satisfactorio.

Dejarse recomendar por el especialista

Es habitual acudir al cirujano con una ida en mente, pero lo más recomendable es dejarse aconsejar por él para elegir la mejor opción.

Proceso postoperatorio

Una vez que ha finalizado la operación, ¿cuáles son los pasos a seguir durante todo el proceso postoperatorio? Veamos algunas cosas que son de gran importante en este proceso.

  • Sensación de presión. Suele ser habitual que la paciente tenga una sensación de presión en el pecho debido al aumento llevado a cabo. Como hemos comentario anteriormente, con analgésicos esas molestias se pueden controlar en la mayoría de los casos.
  • Suele ser habitual la inflamación de los pechos. Es algo normal, pero con el paso de las semanas esa inflamación irá remitiendo.
  • Tras la operación, lo más recomendado es dormir boca arriba para no someter a presión la zona tratada. Pasados 10 días, ya será posible dormir de costado y entre el mes y los dos meses, será posible dormir boca abajo sin molestias.
  • Es importante alejar las cicatrices de los rayos de sol durante los primeros meses.

A lo largo de nuestra publicación hemos comentado algunas de las cosas más importantes a tener en cuenta a la hora de someterse a esta operación. Pero además de todo esto, lo más importante es ponerte en manos de un buen especialista que te oriente en todo el proceso.

Lo último...