Alimentos contra el cáncer

Durante el año 2013 14 millones de personas fueron diagnosticadas de cáncer en todo el mundo. Aunque si bien es cierto, el aumento de pacientes que superaron la enfermedad también se dio durante este año. La prevención de esta enfermedad es algo complicada, sobretodo cuando viene por causas genéticas, pero podemos intentarlo. 

Existen algunos alimentos contra el cáncer. Es decir, algunos alimentos que nos aportan ciertos nutrientes que pueden ayudar a la prevención de esta enfermedad. Sí, estamos relacionando el cáncer con la dieta, la nutrición y los estilos de vida, no es nada nuevo, pero no todo el mundo está concienciado en ello.

alimentos contra el cáncer

Veamos, el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos determinó que la nutrición influye en la prevención o aparición de cáncer como un factor más de estilos de vida. Se aseguró que un 35% de los tumores tienen su origen en factores alimenticios. Así que una dieta sana no solo te hará sentir mejor, sino que además reducirá la posibilidad de aparición de células cancerígenas en tu organismo.

Los alimentos con más cantidad de antioxidantes son los más favorables a la hora de prevenir el cáncer. Estos nutrientes se encuentran en frutas y verduras, en mayor medida. Estos alimentos, junto con los cereales, legumbres y alimentos almidonados son protectores. Contienen vitaminas, minerales, fibras, carotenos, antioxidantes, ácido fólico, entre otros que  favorecen la protección contra células cancerígenas.

Contra el cáncer

Cuando vivimos con prisas, somos estudiantes o estamos agobiados por tiempo, tendemos a comprar comida precocinada, congelada… que sí, está buena, pero no nos está haciendo ningún bien. Las recetas, cuanto más caseras sean mejor, al igual que los ingredientes.

Realizar ejercicio de forma regular es algo imprescindible también, forma parte de un estilo de vida saludable; estilo de vida que nos ayudará a la prevención contra el cáncer.

Por supuesto, sobra decir que tanto el alcohol como el tabaco nos provocarán un aumento de posibilidad de la aparición de células cancerígenas en nuestro organismo.  Así que suprimir su consumo sería una bonita forma de empezar a luchar contra esta enfermedad.

Ir arriba