Amistad: ¿dura para siempre?

 

Rotundamente no. La gente va tan a lo suyo que conservar una amistad es cada día más difícil.

A veces te llevas tan bien con una persona que pinsas: qué agustito, esta chica/o no me va a fallar…


Pero después pasa el tiempo, pasan cosas… y se estropea o se deteriora la amistad.
Otras veces ni hace falta que pasen cosas, simplemente se distancian sin motivo. Por falta de interés.
Conozco muy poca gente que conserve amistades de toda la vida. O amistades desde más de cinco años. Es difícil; cada vez más. El trabajo, los hijos… esas cosas.
Pero para mí no hay excusas. A los amigos hay que cuidarlos. Y si no se llama por teléfono no es por despistado. Es porque no estás cuidando a tu amigo. No hay escusas. Ahora, cada una de nosotras tenemos que pensar en ese amigo o amiga que tenemos abandonado y mandarle un largo mail, o mejor, una llamada telefónica.
¡Un abrazo para los colegas!

Ir arriba