isabel

El largo camino de la conciliación

Autor: isabel
Fecha: 17 Nov 2007
Es lo que vemos en la práctica y los últimos estudios confirman: el 30% de las directivas renuncian a su cargo al no poder conciliar trabajo y familia.

Asistimos con desaliento a la constatación de que después de la lucha por alcanzar el puesto de trabajo, éste no se puede conservar si no le entregas a la empresa igual dedicación que el hombre le ha dedicado siempre: reuniones a última hora, viajes, comidas de negocios etc…, son cosas que hay que suprimir cuando de atender a los hijos se trata. Esto se agrava si tu pareja tiene obligaciones similares; la mayoría de ocasiones, la que se sacrifica, sigue siendo la mujer.

A pesar de que también se observa, sobre todo en parejas jóvenes, que la organización del tiempo y atención a los hijos es compartida; muchas mujeres se quejan de que sus parejas no están tan concienciados como ellas ni son tan efectivos en el tema de la organización de la casa ni el cuidado de la familia. Esto tiene como consecuencia el desgaste de las relaciones y el cansancio acumulativo en la mujer que, si bien ha conseguido superar con ayuda (abuelos etc…) la etapa de los hijos, a medida que estos crecen, los problemas de la vejez en los padres son nuevos retos a solucionar.

Sin embargo, parece incomprensible que muchas mujeres profesionales con un currículo mejor que el de muchos hombres renuncien a una carrera sabiendo que, el tiempo cuenta, y cuando quieran incorporarse puede que no consigan recuperar el nivel que dejaron.

¿Hasta cuándo el sentimiento de culpa va a estar ahí como una losa sobre la mujer?

La solución a estos problemas, por parte de los gobiernos, dotando de más medios para poder hacer frente a todas estas cuestiones va más lenta que la demanda y pocas son las empresas que dan facilidades
Me pregunto si no se estará instalando aquel viejo refrán “entre todos la mataron y ella sola se murió”.

La evidencia es que en algún momento de ese largo desgaste que supone para nosotras ser autosuficiente y tener una familia algunas están tirando la toalla: en EE UU hay grupos de mujeres que reivindican la vuelta al hogar.

O quizás ¿por qué no? en esa vuelta al hogar se planteen otras cuestiones como por ejemplo aprovechar más satisfactoriamente nuestro paso por la vida convertida actualmente en una carrera contra reloj.

De cualquier forma habrá que estar con los ojos bien abiertos y las espaldas cubiertas, para que estas iniciativas no se conviertan en un retroceso ni una pérdida de derechos.

Tamara Ávalos

La obra de Tamara Ávalos propone arquetipos que visualizan a hombre y mujer como un par generador de vida. Reinvidica papel de la pareja y explora el cuerpo sin tabús. Parte de una relectura del génesis, la cual deja plasmada en la cerámica. Reconocida con el Premio Áncora 2005-2006 en artes plásticas por su primera exposición individual, “La hija de

El electorado estadounidense

Parece, por los últimos movimientos de la política económica de los Estados Unidos, que su electorado lo debería tener más claro a la hora de votar. A no ser que necesite de nuevo el consejo de la Liga de mujeres votantes.  Mary Chapman Catt fundó la Liga de mujeres votantes en 1920 y hasta 1988, dicha liga, se encargó de

Maitena y sus estados alterados

Los sketches del estilo de “Camera Café” se han hecho tan famosos, que otros que lo fueron en el campo del periodismo en España son rescatados para la televisión, como la serie de Maitena publicada en El País Semanal en 1999 y en la revista El Jueves desde finales del 2001. Estados alterados, basada en Mujeres alteradas, la famosa tira

Los girasoles ciegos: la película

Dirigida por José Luis Cuerda y protagonizada por Maribel Verdú, Javier Cámara y Raúl Arévalo, «Los girasoles ciegos» narra el drama que viven varios personajes amenazados por la represión de los primeros momentos de la dictadura franquista. Elena (Maribel Verdú) está casada con Ricardo (Javier Cámara), que vive escondido debido a la persecución ideológica a la que se ve sometido

Viajes, fábulas y otras travesías

En estos días en que unos vienen y otros van vuelvo a hablar sobre los viajes para destacar las opiniones que, sobre ellos, tiene el escritor Manuel Vicent. Preguntado en una entrevista dice que “viaja con una maleta mínima porque el espacio es infinito y esto significa que puede ser inmenso o mínimo”, o sea que “ todo el universo

Los Juegos Olímpicos caminan hacia su clausura

Incluso ahora que se acercan a su final se sigue analizando qué han supuesto para China estos Juegos Olímpicos y haciendo conjeturas sobre qué pasará después. El objetivo por parte de China era doble: por un lado su ascenso en la escena internacional y por otro legitimar el régimen ante su población con un baño de nacionalismo. China tiene más

¿Dónde te vas?

Es la pregunta más repetida en esta época del año, tanto que si no tienes vacaciones te sientes un bicho raro.  ¡Viajar! ¿Dónde? Eso depende de los gustos de cada persona,  pero sobre todo de sus posibilidades económicas y de la disponibilidad o no de tiempo libre.  Básicamente estas dos cosas condicionan todo lo demás.   Cualquier época, si se puede, es

¿Quieres hacer el favor de dejar de quejarte, por favor?

Parafrasear a Raymond Carver con la frase del título, es lo que pienso cuando oigo a mujeres quejarse sin motivo aparente. Parece que la cultura de la queja no desaparece. Hay algunas personas que llevan los titulares de la tristeza incrustados en los surcos de arrugas de su frente. Son las que terminan acogiendo el victimismo como modo de comunicarse

Géneros

Llevo días tratando de averiguar qué zapatos calzaría la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, el día que se dirigió a los miembros y miembras del Congreso. Porque quizás si hubiera subido al estrado con zapatos de tacón de agujas y medias con costura, como las que aún conservo de mi madre, algunos escritores no hubieran arremetido contra ella con tanto

Últimos artículos

Scroll al inicio