Bizcocho de chocolate y almendras

Bizcocho de chocolate y almendras

Ya no queda nada para el esperado día de San Valentín, ahora sí podemos decir que ha empezado la cuenta atrás final. Como todas sabemos, a un hombre se le gana por el estómago, entre otras cosas; y, por otro lado, pocas cosas hay que nos gusten menos a las mujeres que nos sorprendan con un buen desayuno. Hoy vamos a aprender cómo hacer un bizcocho de chocolate y almendras para este 14 de febrero.

Los ingredientes que necesitaremos serán:

  • 75 gramos de mantequilla.
  • 70 gramos de chocolate negro.
  • 2 huevos.
  • 2 cucharadas de harina integral.
  • 2 cucharadas de azúcar de caña.
  • 80 gramos de almendras en grano o granillo.
  • Mermelada de frambuesa.
  • Dos moldes individuales para bizcocho. Si los encontramos en forma de corazón será mucho más romántico para el día de San Valentín.
  • Papel de horno.

Una vez reunidos todos los ingredientes podemos ponernos manos a la masa.

Ponemos el chocolate en un recipiente apto para microondas y lo metemos unos minutos a máxima potencia hasta que se funda completamente y reservamos.

Ponemos en un cuenco o bol la mitad de la mantequilla y el azúcar, lo batimos con ayuda de la batidora hasta que quede una mezcla homogénea. Añadimos los huevos uno a uno mientras seguimos batiendo. Añadimos el chocolate fundido, la harina y las almendras en grano. Batimos bien la mezcla y reservamos

Ponemos el horno a 180º y dejamos precalentando mientras forramos con el papel de horno los dos moldes individuales. Que queden bien cubiertos, fondo y paredes para que no se pegue.

Distribuimos de manera equitativa la mezcla en los dos moldes dejándoles bien llenos pero no hasta el final. Que pueda crecer en el molde sin desbordarse.

Una vez el horno esté bien caliente, metemos los moldes dentro y dejamos cocer unos 20 – 25 minutos. El tiempo depende del horno, así que id echándole un vistazo de vez en cuando durante el horneado.

Por último, al sacarlo del horno lo dejamos reposar y enfriar. Pasado un tiempo procedemos al emplatado: en dos platitos de postre ponemos cada bizcocho de chocolate y almendras. Decoramos con unas líneas de mermelada de frambuesa sobre el bizcocho, extendiéndonos por el plato.

Y ya tenemos listo nuestro desayuno por San Valentín.

 

Fuente: directo al paladar.