Cecilia, un hueco imposible de llenar

Paradojicamente, una de las máximas representantes de la canción protesta de este país nació en el Palacio del Pardo.  Evangelina Sobredo Galanes, Cecilia, era hija del diplomático español Ramón Sobredo y eso hizo que tuviera una infancia itinerante (Inglaterra, USA, Portugal, Jordania) y que aprendiera a hablar en inglés antes que en castellano.

cecilia_foto1.jpg

Tuvo una educación cosmopolita y, ya en la adolescencia, empezó a tocar la guitarra y a
cantar en todas las fiestas de  fin  de  curso, animada por una monja americana. De regreso España decidió dedicarse  en  serio  a  «eso»  de  la  música   y, abandonando sus  estudios  de  derecho  se  puso a  componer sus propias canciones, que tenían una calidad poética y literaria notable, muy por encima de lo habitual en su tiempo, y se adscriben a corrientes existencialistas y a la canción de protesta feminista. 

[youtube o1UhzRO-S60&feature=related]

 En 1972 lanzó su primer LP, Cecilia, en el que grabó algunas de sus más emblemáticas canciones como Fui o Señor y dueño y el primero de sus grandes éxitos, Dama, Dama. Su segundo LP, Cecilia 2 (1973),  no tuvo tanta resonancia como el anterior, aunque en él aparecía otra de sus canciones más recordadas, Andar. Pero la realmente inolvidable y la más versionada de todas fue Un ramito de violetas, que daba título al tercer y último de sus LPs.

 [youtube 41ROA8RYPZQ&feature=related]

Después,  ya solo grabó un recopilatorio en el que se incluía Amor de Medianoche, la canción con la que representó a Televisión Española en el Festival de la OTI en 1975.
Ese fue su último trabajo. Poco después, el 2 de agosto de 1976,  el coche en el que viajaba se estrelló contra una carreta de bueyes. En el accidente, murieron Cecilia y el batería Carlos de la Iglesia. 

La tragedia causó una conmoción nacional.  Cecilia solo tenia 27 años y estaba en el momento más glorioso de su carrera.  Desde entonces, periódicamente aparecen nuevos LPs recopilatorios de sus canciones, que han sido versionadas por muchos cantantes españoles.  Y es que, en el panorama musical español, la figura de Cecilia es irrepetible.

Ir arriba