Cómo mantener tu línea a raya, según Victoria Beckham y Julia Roberts

Julia Roberts

Hace una semana que ya estamos en primavera y el suave clima nos hace recordar que en un par de meses como máximo tendremos que sacar a relucir el bikini o bañador para ir a tomar el sol. Pero antes, seguro que muchas estaréis pensando en cómo habrá quedado vuestra silueta después del largo invierno y más aún, después de las comilonas de Navidad. Pues bien, aprovechando que Julia Roberts y Victoria Beckham han dado a conocer sus secretos para mantener la línea, os desvelamos cuáles son sus truquillos para enfundarse los modelos que lucen habitualmente.

Julia Roberts

En el caso de la que fue durante mucho tiempo novia de América, Julia Roberts, para volver a estar en forma y encabirse en los modelitos de mala de la película Blancanieves tuvo que volver a entrenar duro, recurriendo a la entrenadora personal de las estrellas Kathy Kaehler (también estuvieron a sus órdenes Drew Barrymore, Michelle Pfeiffer y Kim Basinger, entre otras). Según cuenta Kathy, el caso de Julia no fue muy complicado, ya que la actriz mantiene un estilo de vida muy activo que hace que tenga muchocamino ganado.  Su entrenamiento consistió en seguir unas clases de aeróbic 3 veces por semana. Para calmar el gusanillo sus mejores trucos fueron comer zanahorias, arroz integral o huevos cocidos, teniéndolos siempre preparados para cuando el hambre apretara entre horas.

Victoria Beckham

Por parte de Victoria Beckham, la primera pregunta que nos viene en mente es cómo esta mujer consigue tener este cuerpo en tiempo récord, teniendo en cuenta que se acerca a los 40 (ahora tiene 37 años) y después de haber tenido 4 hijos. La verdad es que la Spice Girl sigue tan delgada o más que en su época de cantante y es que su secreto radica en hacer mucho deporte, sobretodo correr 6 veces por semana. Y es que la señora Beckham se declara totalmente obsesiva cuando se propone un reto. Y es que sólo hay que verla: no ha parado hasta tener la niña que ansiaba y con un cuerpo que ya nos gustaría a muchas de nosotras.

 

Ir arriba