-

Cuerpo de modelo

Cuerpo de modelo 1

¡Qué envidia dan los cuerpos de las famosas!, pero… ¿es esto saludable?

¿A quién no les gusta sentirse esbelta, delgada, joven?, esto es lo que día a día nos vende la moda, la publicidad, la televisión, el cine…cuerpos diez que no todo el mundo tiene. Todo esto lleva a que la gordura es un “pecado”, hay que ser delgada para estar acorde con la sociedad, hasta un determinado punto de llevar hasta la muerte con enfermedades como la anorexia o la bulimia, tan común entre las jóvenes, pues las lleva hasta la obsesión por ser iguales a sus actrices y cantantes preferidas.

Ser modelo no es ser perfecta, ser perfecta es tener tu cuerpo acorde a tu fisonomía. Muchos de los cuerpos que nos muestran en publicidad no son posibles si dietas y ejercicios rigurosos. Algunas no responden a su genética.

Un ejemplo es el de Naomi Campbell, esta modelo mide 1,70 m, su cuerpo es delgado, sus piernas largas, las caderas reducidas… es todo un ejemplo de lo extraordinario que puede ser un cuerpo,  pero responde a su genética.

Igualmente una mujer puede ser hermosa con su femineidad, aunque no siga los modelos que dicta la sociedad. Hemos de distinguirnos con nuestro cuerpo, unas hermosas curvas, anchas caderas, pechos elevados…siempre y cuando estén en armonía con nuestra estructura ósea, músculos y tamaño, nos convertirá en una mujer proporcionada y bella. La aceptación por parte tuya es lo que cuenta para que los demás te acepten tal y como eres. Tu orgullo personal, es el que hace la distinción de las modelos publicitarias contigo, piensa que todo lo que se venda nunca ronda la realidad.

Fuente: fitness

 

Lo último...