ELECCIÓN DE MISS MINA-ANTIPERSONAL

 

 

Diez mujeres angoleñas compiten por el título de Miss Mina Antipersonal, un concurso de belleza para las mujeres que han perdido extremidades a causa de las minas antipersonales, ideado por el actor y director de cine noruego Morten Traavik y financiado por el gobierno angoleño y la Unión Europea.

La gala de coronación será el 4 de Abril de 2008, día elegido por las Naciones Unidas como Dia Internacional de las Minas Antipersonal, en Luanda (Angola), con la presencia de dignatarios locales, representantes de embajadas extranjeras y organizaciones no gubernamentales y de un jurado especialmente invitado. No obstante, la elección se hará a través de la página web Miss Landmine en la que los internautas podrán votar a la ganadora hasta el día 3 de abril. El proyecto, según Traavik, se le ocurrió en su primera visita a Angola, cuando vio como la presencia de las minas antipersonales, secuela de la guerra civil que asoló el país durante más de treinta años, obstaculiza la reconstrucción física y social angoleña y condiciona la vida de sus habitantes.

Los principales objetivos del concurso, según su impulsor, son promover cánones de belleza distintos, potenciar la autoestima y el orgullo de estas mujeres, ayudar a cambiar el concepto de víctima por el de superviviente y sensibilizar a la opinión pública mundial sobre el problema que representan estos artefactos, de los que existen más de 160 millones en solo 40 países.

 

A pesar de que el Tratado para prohibir las Minas Antipersonales ha sido firmado por 155 países, todavía hay 13 países que las siguen produciendo o tienen permiso para fabricarlas. El Tratado de Ottawa define las minas terrestres como “concebidas para que explosionen por la presencia, la proximidad o el contacto de una persona, y que incapacite, hiera o mate a una o más personas”. Sin embargo, la mayoría de víctimas no mueren, pues el objetivo de las minas es dejar a la gente herida para que el enemigo tenga que cargar con personas discapacitadas. En Angola, sexto país en el mundo más afectado por las minas antipersonales hay actualmente 4.200 zonas con campos de minas, lo que afecta a una población de más de 1,6 millones de personas.

En Africa, los concursos de belleza son muy populares por lo que la organización de Miss Mina Antipersonal lo considera un canal muy efectivo para hablar del problema con la gente corriente del país. El único criterio para elegir a las representantes fue que quisieran participar. Ganaron 200 dólares diarios durante las sesiones de fotos y pudieron quedarse con la ropa de marca y las joyas con las que posaron. Además, según Traavik, todas ellas se divirtieron mucho haciéndolo y disfrutaron al ser consideradas como mujeres guapas y atractivas, y no con la piedad o condescendencia habituales.

Pese a ello, el proyecto ha sido criticado por algunos organismos internacionales no gubernamentales que lo consideran una forma de explotación de estas mujeres o incluso un “show de frikis”, pero en general, el concurso ha tenido tan buena acogida que los gobiernos de Camboya o de Mozambique quieren uno similar.