Guerra contra la Anorexia

Al fin parece que el mundo de la moda se va haciendo consciente de que sus exigencias para con las modelos, en cuanto a sus mínimas tallas, están perjudicando a la población en general. 

Hace unos días Olga escribió un artículo sobre la anorexia nerviosa y sus fatales consecuencias, así como aquello que puede llevar a padecerla. Entre una de las causas, apuntaba a la publicidad, directa o indirecta, en la que aparecía como canon de belleza la delgadez extrema, las dietas milagrosas, etc…

Pues bien, la Pasarela Cibeles no admite ya a ciertas modelos, cuya masa corporal sea inferior al 18%, habiendo sido rechazadas cinco chicas por no cumplir los nuevos parámetros. Algunos patrocinadores italianos se sumaron a esta iniciativa.

Tampoco se admiten a menores de dieciocho años y empieza a promocionarse la mujer mediterránea, con curvas.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, patrocinadora principal de la Pasarela Cibeles, fue quien impuso ese límite, basado en un criterio sanitario establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por ejemplo, una chica de 1,75 metros de altura debe pesar 56 kilos.

Sin embargo, no faltan quienes se muestran contarios ni modelos que se niegan o se sienten molestas por tener que subirse a la báscula en los castings de selección. Así mismo, algunos argumentan que, mientras no sea exigido en todas las pasarelas, dará lugar a un desconcierto en las modelos, que adelgazarán y engordarán según el lugar en el que desfilen y que pueden acudir a trampas, como la de beber gran cantidad de agua antes de pesarse.

Por otra parte, también en Madrid, aparece una agencia de modelos y azafatas especializada en tallas grandes, que propone una belleza alternativa:
http://www.chicxl.com/