La telegenia y sus misterios

¡Vaya palabrita! ¿Qué significa?… En la Wikipedia se dice que en televisión el término telegenia hace referencia a la capacidad que una persona tiene para resultar atractiva y lograr éxito entre el público.

Son muchos los parámetros que se deben tener en cuenta para que la imagen en cámara sea agradable al espectador. El ojo humano percibe de forma diferente las líneas y colores así como el movimiento a través de televisión que en persona.

Los más afectados por la tiranía de la telegenia son los presentadores de programas televisivos y los personajes públicos que están todo el día en la palestra como son los políticos. Pero cada día más, los profesionales representantes de una empresa u organización aparecen en los medios para dar alguna noticia o reforzar la imagen de marca. En muchas ocasiones son entrevistas improvisadas a la salida de un acto, en conferencias, reuniones sectoriales, etc. y un buen profesional tiene que estar preparado para transmitir una imagen adecuada en cámara en cualquier momento. Un descuido puede regalar imágenes que desprestigian como le ocurrió a Paul Wolfowitz, cuando era presidente del Banco Mundial.

paul_wolfowitz

Los detalles a tener en cuenta son los colores del vestuario, las líneas de los tejidos e incluso las «aguas» que a veces hacen las telas, el maquillaje, los complementos (si hacen ruido o brillan), el movimiento corporal (fundamentalmente el de las manos y la cara) , las cualidades de la voz (volumen, entonación, velocidad, etc.), el control del espacio físico y los «tiempos» así como los medios técnicos (p.ej. el teleprompter). Todo ello se debe ajustar al medio televisivo.

Se deben evitar los objetos que puedan producir brillos y llamar la atención sobre ellos. Por ejemplo, en la investidura como presidente de Barack Obama, el alfiler con la bandera estadounidense que lucía en su solapa brillaba en exceso cuando se giraba a su lado izquierdo, lo cual hacía con frecuencia. Sus asesores en telegenia debían haber previsto la incidencia del sol a esas horas sobre la chapa. Este detalle, por televisión, distraía del discurso y a mí personalmente me tuvo todo el tiempo pendiente del brillo y no del mensaje que pretendía transmitir.

foto-telegenia

Esta palabrita tiene enjundia.

Montse Calvo. Imagen y Comunicación Personal

www.montsecalvo.es

Ir arriba