Mascarilla natural hidratante de tomate

tomates

Si hay algo que debemos evitar a toda costa, por el bien de nuestro cutis, es la falta de hidratación, que provoca cuando menos, unas líneas de expresión más acentuadas y con el tiempo, las arrugas que nos hacen enfadar al vernos al espejo. Es cierto que es normal que el tiempo transcurra y que vivamos sus condiciones de cada edad con la mayor naturalidad, pero la falta de hidratación puede causar una piel prematuramente dañada aún cuando no sea la edad para ello.

Por ello te daremos hoy tres consejos indispensables para una piel del cutis saludable que tienen efecto también en el resto de nuestra piel. Y esos son, beber suficiente agua durante el día, porque ésta es la forma más directa y sencilla de hidratarse. Y la deshidratación lo sabemos todas, no solo nos hace las líneas de expresión más notorias y adelanta el proceso de envejecimiento de la piel, sino que también nos hincha y nos hace parecer menos atractivas.

Limpiar adecuadamente el cutis diariamente, aunque tengamos la mejor crema hidratante o humectante, sino limpiamos la piel del cutis de las células muertas y damos paso a la limpieza también de los poros, no obtendremos tanto beneficio como esperamos de una mascarilla natural hidratante para la piel del cutis. Hay que exfoliar la piel a profundidad y luego lavar con abundante agua para luego aplicar la mascarilla natural que te recomendamos.

tomates

Y esta mascarilla natural hidratante es tan fácil como indispensable, y por ello debes preparar una mascarilla con las rodajas del tomate fresco, tanto mejor si haces las rodajas y luego lo colocas  un rato en la nevera. Hay que dejar sobre la piel del cutis, durante una hora, al cabo de la cual lavas el cutis con abundante agua, y dejas que se seque solo con el aire del ambiente para así resulte efectiva al máximo.

Ir arriba