-

Odio el entretiempo

Odio el entretiempo 1El entretiempo debe ser esa época del año que no sabes nunca qué ponerte. Lo descubres cuando, una mañana, sales con la chaqueta de lana, como el día anterior y al cabo de unas horas te está sudando hasta el páncreas. Sin embargo, a la mañana siguiente, recuerdas el horrible calor que pasaste ayer y decides ponerte de manga corta y coger una rebequita de hilo. Entonces, se te hielan hasta las entrañas porque a las ocho de la mañana estamos a sólo 8 graditos.

Supongo que la ropa de entretiempo es esa que te puedes poner cuando el tiempo está entre el frío y el calor.

Para las que tenemos un armario con ropa de invierno y ropa de verano, el entretiempo es esa época del año en la que sueles ir disfrazada. Te pones una falda por la rodilla, ni larga ni corta, sino todo lo contrario. Te quitas las medias porque ayer se te quedó la costura solidificada porque se te derritió en la pierna. No te pones las chanclas porque todavía no estamos en verano, así que optas por los botines negros. Como la falda sí que es de verano, te pones arriba una camiseta de manga larga para compensar, pero de tela no muy gruesa porque no quieres morir asfixiada, así que, antes te pones una camiseta de tirantes por si acaso.Te pones una chaquetita encima por si hoy el sol decide no salir y coges también el abrigo porque por la mañana sigue haciendo frío. El resultado es una combinación algo extraña. Eso sí, si de repente tienes que haacer un viaje imprevisto a Noruega, no pasarás frío, y, del mismo modo, si el viaje te surje a Canarias, tampoco pasarás calor porque puedes ir quitándote prendas en plan cebolla. El problema lo tendrás en los pies, que si es un día o una zona calurosa, igual sientes que reduces en dos tallas su tamaño debido a lo que han sudado.

Admiro y envidio a la gente que tiene ropa de entretiempo y que saben qué ponerse en primavera, pues yo, odio el entretiempo.

 

Lo último...