Sombras grises y negras

 

 

El efecto ahumado y egipcio, con sombras de ojos negras y grises, está de moda.

Aplica una sombra blanca brillante en el párpado superior fijo, que está debajo de las cejas, muy bien extendida, de forma que quede como un brillo para dar luz a la mirada. Después, con una sombra negra pintas el párpado móvil superior, desde casi la mitad hacia el extremo del ojo, en dirección, bien hacia arriba y acabada en pico, que puede ser puntiagudo o algo redondeado, bien recta hasta el exterior del ojo.

A continuación, echas la sombra que te guste (ha de ser clara: azul, verde, rosa, malva, gris,..) en la parte del párpado que quedó sin pintar, difuminándola con el dedo y extendiéndola un poco encima del negro.

Luego, justo encima de las pestañas y pegada a ellas, trazas una raya negra, empezando por la parte del ojo que está próxima a la nariz y siguiendo la línea de la sombra negra. Esta raya la comienzas con un trazo estrecho y lo vas ensanchando.

Por último, en las pestañas del párpado superior aplicas abundante rimel negro y sobre las del párpado inferior pasas un lápiz, también negro, con toques suaves para que quede un efecto difuminado.

Puedes, al final, difuminar la misma sombra blanca del principio en los lados de cada ojo y/o debajo de las pestañas inferiores.

Consejos:

-Para hacer el ojo mas grande, usa lápiz blanco en la zona interna del párpado inferior situada encima de las pestañas.

-Los ojos así maquillados resaltan, por lo que es aconsejable maquillar los labios con brillo nada más o colores muy suaves.

Ir arriba