Trucos para bordado de nido de abeja

Con tela, hilos de algodón para bordar, agujas de punta fina y punta roma , metro y unas tijeras es suficiente para hacer este bordado ideal para ropa infantil o incluso la nuestra.

Después de cortar la tela a la medida que necesitemos le hacemos unos fruncidos de la misma medida y repartiendolos de forma regular.Cada pliegue irá cosido por separado.Comenzando por arriba, se hacen tres hileras que deben cerrar los pliegues y formar la base de la tira de bordar. Estas hileras se cosen de izquierda a derecha, empezando por arriba.

Se pasa el hilo sobre dos pliegues, luego por debajo de uno y así sucesivamente haciendo siempre salir la aguja por encima del punto ya terminado, de manera que los puntos resulten oblicuos.

Después de las tres hileras viene el verdadero nido de abeja, que se hace en cambio de derecha a izquierda.

Fijamos el hilo al extremo de la labor, se pasa la aguja bajo los pliegues, se vuelve con un punto hacia atrás, después se sube medio centímetro, se enfilan otros dos pliegues – el primero de los cuales está fijado anteriormente debajo del primer punto hacia atrás y el otro, en cambio, queda todavía libre-, se fijan también estos con un punto hacia atrás, luego se desciende a la primera línea y se vuelve a empezar.

El hilo del bordado queda siempre sobre el derecho de la labor. A la distancia de un centímetro se hace una segunda vuelta, luego una tercera y así sucesivamente.
Los hilos de los puntos de la bastilla que sostienen los frunces, deben de quitarse cuando se ha terminado la labor.

Ir arriba