Una detalle de amor

Cuando conocemos la noticia de que un bebé viene en camino, nos llenamos de ilusiones y esperamos con ansias este nacimiento.

Todas las acciones que a partir de allí realizamos, son verdaderos actos de amor hacia el pequeño, ya que el mismo nos conmueve hasta en la fibra más íntima. Sin embargo, hay detalles que hacen a su integridad física, que no debemos perder de vista, desde antes de que el niño llegue a este mundo.

Con esto me refiero, a las medidas de seguridad que se deberán tomar cuando el niño deambule por la casa, tocando todo lo que se le cruza,

Un primer detalle, son los cubre – enchufes. Es primordial, como el alimento diario, poseer uno  de estos en cada toma corrientes.

Traba puertas: estos innovadores artículos, mantienen las hojas de las puertas lo suficientemente sujetas, como para que no se cierren de golpe ocasionándole daños al niño, ya sea en sus manitas o en la cabeza. Es un detalle nuevo y sumamente útil.

Todos los artículos comprados para el bebé, deberán cumplir con los requisitos de calidad y seguridad que las leyes propongan. Además, deberán estar compuestos por piezas grandes y bien sujetas al objeto en sí, para evitar desprendimientos y posteriores ingestas de las mismas.

Todas las medidas que podamos llevar a cabo en pos de la seguridad de nuestro bebé. No hacen más que demostrarle cuanto  lo amamos y cuanta falta nos hace. Por ello, nunca duden en llevar adelante un plan de crianza seguro.

Fuente: el bebe


Fuente de la noticia: Una detalle de amor