Violencia Doméstica y Violencia de Género

Los términos violencia de género y violencia doméstica están de actualidad en los medios de comunicación, folletos, manifestaciones, coloquios y debates, así como en conversaciones de nuestra vida diaria.

La violencia de género está definida en la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género como “la que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión” y en su artículo 1 determina que “La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”. Así mismo establece que la violencia de género comprende todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad.Así pues, este tipo de violencia es la dirigida a la esposa o ex esposa, mujer que es o fue pareja de hecho y a la novia o ex novia cuando la relación de afecto mantenida sea equiparable a la existente en los dos casos anteriores.

La Violencia doméstica o familiar es aquélla ejercida contra el cónyuge o sobre persona que esté o haya estado ligada por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o sobre los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o incapaces que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar, así como sobre las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados.

En este supuesto la víctima de la violencia será: -el marido o ex marido, hombre que es o fue pareja de hecho, novio o ex novio cuando la relación de afecto mantenida sea equiparable a la existente en los dos casos anteriores, así como en las parejas homosexuales en los mismos casos.

-Descendientes: hijos, hijas, nietos, nietas.

-Ascendientes: padre, madre, abuelo, abuela, bisabuelos.

– Por naturaleza: relación familiar por vínculo de sangre.

– Por adopción: cuando la relación familiar surge precisamente por mediar adopción.

– Por afinidad: relación familiar con los parientes del cónyuge, ej: suegros, nuera, yerno, cuñados,…

Las demás víctimas de la violencia doméstica son: menores e incapaces que convivan con el agresor/a o los hijos menores del cónyuge o conviviente del agresor/a o que estén sujetos a la tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho también del cónyuge o conviviente; así como las personas que, sin ser familia propiamente dicha, esté integrada en el núcleo familiar y aquéllas que están sujetas a la guarda o custodia de centros públicos o privados por ser especialmente débiles (ej. ancianos en un asilo o residencia).

Ir arriba