CBD, un aliado milenario contra la menstruación

No hay duda de que el CBD se ha convertido en un ingrediente de moda por los muchos beneficios que ofrece. Cada vez son más las marcas que apuestan por desarrollar fórmulas donde este cannabinoide tiene mucha importancia. Tal es la cosa, que es posible encontrarlo en multitud de formatos como aceites, bálsamos o cremas. Aunque su uso se ha extendido recientemente, se trata de una sustancia que ya se venía utilizando desde hace cientos de años para aliviar las molestias de la menstruación.

La primera mención la encontramos en un texto de Eber Papyrus, médico egipcio del 1500 a.C que hablaba del cannabis como un remedio para facilitar el parto. También se encontraron evidencias en los restos de una niña de 14 años del S.IV a.C en una cueva de Jerusalén, hallada con restos de ceniza de cannabis en el abdomen, que pudieron usarse para calmar los dolores del parto. Además, en textos antiguos de China, Egipto o Persia se hace mención a este remedio natural para calmar todo tipo de dolencias femeninas, pero no es hasta la Edad Media cuando se empezó a utilizar en Europa como un remedio para calmar los dolores de la menstruación e incluso, como afrodisiaco.

Cabe destacar el poder de este ingrediente para tratar dolores menstruales, los problemas de sangrado abundante, la endometriosis, las náuseas relacionadas con el embarazo y los dolores del parto o aliviar los síntomas de la menopausia.

La explicación científica se debe a que el CBD inhibe selectivamente la producción de cicloxigenasa, la enzima responsable de la inflamación. Además, estimula los receptores TRPV, fundamentales en la modulación del dolor (nocicepción), los cuales están ampliamente distribuidos por el área uterina. Gracias a la activación de estos receptores se potencia el efecto analgésico y antiinflamatorio. Además, también ayuda con otros problemas asociados con la menstruación como la irritabilidad, los dolores de cabeza o los brotes de acné, por sus propiedades relajantes y su efecto seborregulador.

La Universidad de Columbia Británica (Canadá) realizó un estudio en 2015 con una muestra de 192 mujeres a las que preguntaron sobre el uso del cannabis para tratar los dolores menstruales. El 88% respondió que lo habían utilizado y de ellas, casi el 90% afirmó que efectivamente les había aliviado los dolores.

Existen evidencias de que la Reina Victoria lo utilizaba para calmar sus cólicos en el S.XIX. En la actualidad, otras celebridades como la galardonada Whoopi Goldberg, quienha afirmado que le ayudó mucho con la menopausia, o la poetisa española Elvira Sastre, que es fan del aceite de cannabis y afirma:“Yo creo que no debemos asumir ningún dolor sin pelear por menguarlo un poco. […] entonces lo probé y la verdad es que estoy súper contenta, me ha ido muy bien”.

Ir arriba