Cómo desconectar la mente

descanso

En nuestro día a día vivimos grandes momentos de estrés que, a veces, nos quitan el sueño y no nos dejan descansar. En estos momentos nos encantaría poder desconectar y relajarnos. Sin un buen descanso, físico y mental, no hay ideas, no hay motivación, no hay ilusión, no hay energía, no hay innovación, no hay creatividad, no hay empresa ni proyecto ni tareas ni estudio ni aprendizaje ni formación ni nada. El descanso naturalmente no sólo es dormir, reposar o “no hacer nada”. Consiste también en cómo empleamos nuestras horas de ocio y tiempo libre. Consiste en las actividades y tareas de ocio que fomentan el entretenimiento, la relajación y el entusiasmo.

Debemos reservarnos unas horas al día para nosotras, para hacer alguna actividad que nos guste. No podemos estar todo el día trabajando ya sea fuera o dentro de casa, también necesitamos poder desconectar de todo. Para poder relajar nuestra mente podemos realizar varias actividades como Taichí o Yoga, o simplemente pasear, escuchar música o tumbarnos a ver las estrellas. Cada persona tiene unos intereses diferentes pero todas debemos descansar.

En la medida de lo posible aleja tu móvil de tu tiempo de desconexión. Si te sientes tentado de cogerlo cámbialo de lugar, llévalo a la otra habitación o enciérralo en un cajón. Es el momento de descansar, de degustar ese apasionante libro, de disfrutar de una película o de una charla con tu pareja o tu familia. Antes de dormir debes realizar alguna actividad tranquila que te permita conciliar el sueño.

Ir arriba