Consejos para hacer que su hijo duerma bien

La calidad del sueño influye en cómo descansamos por la noche, pero también en cómo funcionamos durante el día. Por esta razón, es imprescindible que su hijo duerma bien. Tener una una buena calidad de sueño mejorará su atención y aumentará su creatividad. Además, generará un hábito saludable que le permitirá llevar un estilo de vida óptimo para su desarrollo. Usar la cantidad adecuada de pijama bebé hará que su bebé duerma mejor.¿Qué otras recomendaciones pueden ayudar a su hijo a alcanzar una buena calidad de sueño?

Horarios y rutinas

Establecer un horario para que su hijo vaya a la cama es el primer paso para que duerma bien. Las rutinas son importantes en esta etapa de la vida y, como tales, el niño tiene que respetarlas y acostarse todos los días a la misma hora. Las rutinas deben incluir actividades tranquilas que le indiquen que se acerca la hora de irse a la cama. Hacer una cena ligera, darse un baño y disfrutar de un cuento son hábitos saludables para antes de dormir. Evitar el uso de pantallas, al menos, una hora antes del horario de descanso es imprescindible para permitirle al cerebro desconectarse de los estímulos. El horario establecido para descansar debe mantenerse, incluso, los fines de semana. De esta manera, el cuerpo no se desacostumbrará a seguir un patrón de sueño saludable.

Comodidades en la habitación

La habitación de su hijo debe ser un entorno relajado en el que no haya ruidos molestos. Para la hora de irse a dormir, las luces deben apagarse completamente; en caso de que la niña le tema a la oscuridad, puede utilizarse una bombilla de baja intensidad pero si se coloca lejos de la cama para evitar desvelos. Por otro lado, la temperatura de la habitación debe rondar entre los 20 a 22 grados y los pijama bebe deben ser adecuados para que no sufra calor ni frío durante la noche. Lo más recomendable es que los niños no tengan aparatos electrónicos en su habitación ya que, al tenerlos a su disposición, pueden adqurir hábitos perjudiciales. Por último, la habitación no debe ser usada como lugar de castigo para que los niños siempre asocien este espacio con experiencias positivas.

Actividades diurnas

Es imprescindible que, durante el día, los niños realicen ejercicio y actividades al aire libre. Esto se debe a que la hormona que regula el sueño, la melatonina, se produce gracias a la luz del sol. Por otro lado, es recomendable evitar las siestas muy prolongadas ya que quitarán horas de sueño durante la noche. Es importante que los niños pequeños no realicen siestas pasadas las 5 de la tarde y que, a partir de los cinco años, se despidan de este hábito para poder regular mejor las horas de descanso noctuno.

Alimentación

La alimentación de su hijo debe ser equilibrada para que pueda obtener todos los nutrientes que necesita. Promover el consumo de frutas y verduras y evitar la cafeína asegurará noches de buen descanso.

Ir arriba