Ideas para decorar tu dormitorio en otoño

El otoño está a la vuelta de la esquina, las hojas cambian de color, la temperatura comienza a descender y los días se acortan. Nada nos hace querer acurrucarnos debajo de las sábanas en la cama tanto como la fresca brisa otoñal. Por este motivo, es importante que el dormitorio refleje una atmósfera cálida y confortable en la que podamos disfrutar del tiempo libre en esta época del año, pero que sea lo suficientemente estimulante como para hacer que nos levantemos de la cama. A veces, todo lo que necesitamos son algunos pequeños cambios para crear esa sensación acogedora de otoño.

Coloca un sillón cerca de la ventana

Leer un libro acurrucada bajo una manta mientras la lluvia golpea en la ventana es uno de los mayores placeres de la vida. Durante el otoño, el dormitorio se transforma en nuestro mejor refugio, por lo que no hay nada mejor que crear un pequeño rincón de lectura cerca de la ventana. Un sillón, una mesa auxiliar y una manta para añadir el toque de color son los elementos que no pueden faltar para disfrutar de la lectura en cualquier día otoñal. Hoy en día, podemos encontrar una amplia variedad de sillones baratos, entre los que destacan los sillones en forma de cubo y los sillones orejeros, que son un clásico para cualquier amante de la lectura.

Cambia la paleta de colores

Cambiar la paleta de colores no solo alterará la apariencia de nuestro dormitorio, sino también la forma en que nos sentimos cuando estamos en él. De esta forma, el primer paso es decidir si queremos crear un espacio que nos permita relajarnos o estamos buscando despertar nuestra creatividad. Una vez decidido, las paredes del dormitorio serán nuestro punto de partida. Tonos naturales como el gris, el beige o el blanco funcionan a la perfección con diferentes patrones y esquemas de colores, y permiten la combinación con muebles y accesorios en tonos vivos. Colores como el azul, el verde o la mostaza también triunfarán durante esta temporada e invadirán el interiorismo de los dormitorios. Por ejemplo, el azul marino y el verde agregan profundidad al dormitorio y combinan muy bien con los colores neutros, mientras que el color mostaza otorga luminosidad y calidez.

Viste tu dormitorio de madera

Al basar nuestro dormitorio en torno a un tono otoñal, es recomendable utilizar materiales naturales. El mejor material para comenzar es la madera, ya que aporta una gran calidez a la estancia. Esto se puede conseguir a través de pequeños cambios, como agregar algunos accesorios de madera por la habitación. Sin embargo, la opción más interesante es apostar por cambios más grandes, como la estructura de la cama.  Uno de los estilos de estructuras de cama más populares para esta época del año es, sin duda, la madera. Esto se debe principalmente a que se adapta a casi todas las estéticas del dormitorio, debido a su atractivo natural. Además, una estructura de cama nueva no solo cambia la estética del dormitorio, sino que también puede tener un impacto positivo en nuestros patrones de sueño.

Ir arriba