La mujer ideal para mi niño.

 

Tita Cervera no asistió a la boda de su hijo Borja con Blanca Cuesta, su novia desde hace ocho años, porque «no es la chica adecuada para mi hijo«.

Borja es el hijo adoptivo del barón Thyssen, por lo tanto, heredero de una grandísima fortuna y puede que por eso, Tita Cervera se ve con el derecho de no aprobar este enlace y no asistir ni a la ceremonia ni al banquete. La pareja, que espera un hijo, ha celebrado su boda en intimidad el pasado martes, y este sábado celebrará una fiesta para más de 200 invitados en la finca «El esquileo de Cavanillas» en Segovia. Los invitados no podrán llevar teléfonos móviles y la prensa no podrá entrar. Esto se debe a la exclusiva que los jóvenes han vendido a una revista de prensa rosa.

Tita los tacha de pareja ociosa y no les augura un gran futuro.

Me hace reflexionar este acontecimiento sobre la importancia del dinero en las relaciones amorosas. Si este chico estuviese sin un duro, bueno, sin un euro, ¿tendría su madre la misma reacción? La sobreprotección de las madres y que no le valga ninguna nuera es muy común, pero en este caso, puede que el motivo no sea el excesivo amor de madre… ¿o si?

Últimos artículos

Scroll al inicio