Mejores consejos para el cuidado de pieles grasas

A lo largo de este mes de diciembre, son muchas las mujeres que se someten a determinados tratamientos de belleza para estar perfectas en Navidad. En muchos casos, esos tratamientos los podemos realizar desde casa sin tener que acudir a ningún especialista. La clave aquí está en llevar a cabo una rutina diaria que nos permita hacer frente a esas imperfecciones que pueda tener nuestro rostro. Por este motivo, hoy queremos daros algunos consejos para el cuidado de pieles grasas. Sencillos tips que poder realizar casi sin esfuerzo.

Antes de nada, es importante que conozcas tu tipo de piel. Si tienes la sospecha de que es grasa, te recomendamos hacer la prueba del papel de arroz. Ailin Salcedo, co-fundadora de ASH Natural recomienda colocar un cuadrito de este papel en tu zona T (frente, nariz y mentón) y observar cuánta grasa se adhiere al papel.

La piel grasa tiene una ventaja, ya que retrasa la aparición de los signos de la edad; sin embargo, requiere de cuidados específicos para evitar cicatrices, inflamaciones y poros abiertos.

¿Cómo aprovechar al máximo los días previos a las fiestas decembrinas? La dermocosmiatra Beatriz Magrassi trae para ti un recap con los mejores consejos:

¿Brote nuevo? ¡No lo toques! Este consejo es uno de los más importantes, ya que evitará que lastimes tu piel y expandas la infección. Cada brote tiene un ciclo de maduración, si lo pellizcas, solo harás que su presencia sea más evidente y aumente la inflamación.

La temperatura del agua con la que lavas tu rostro tiene un papel importante. Aléjate de las altas temperaturas, lo mejor es utilizar agua tibia, esto ayudará a que tus poros se abran y los productos de tu rutina penetren mucho mejor. La piel pierde humedad con los cambios bruscos de temperatura.

Lava tu rostro todas las noches. No importa si te maquillas o no, es importantísimo lavar tu rostro por las noches. Sabemos que no hay nada más rico que llegar a dormir; sin embargo, los residuos que se acumulan en nuestra piel a lo largo del día, más los de de maquillaje (en caso de que te maquilles) no son buenos para nuestra piel. Antes de dormir utiliza agua micelar y retira tu maquillaje, posteriormente lava tu rostro con shampoo facial, aplica la loción para una doble limpieza y concluye la rutina nocturna con el suero.

Doble limpieza. Seguramente has notado que las asiáticas tienen una piel de envidia, esto se debe a que en su rutina tienen una doble limpieza; es decir, que se limpian el rostro al bañarse con shampoo especial y al salir lo vuelven a limpiar con la loción para retirar el resto de suciedad. Además, el éxito de una rutina skin care está en su aplicación por la mañana y por la noche.

Utiliza sueros faciales de hidratación profunda y libres de aceites minerales. Las cremas ya son parte del pasado, opta por sueros faciales con propiedades antiinflamatorias. La piel grasa necesita hidratarse, existen activos naturales como la menta piperita, el romero, el pepino, las castañas de indias, la camellia sinensis que, en conjunto, le darán a tu piel todo lo que necesita para controlar la producción excesiva de sebo y darles un respiro a tus poros. Aléjate de aquellos que tengan ácido salicílico para el uso diario.

Exfoliación. Este paso se debe realizar dos veces por semana y para llevarla a cabo correctamente, necesitas elegir un exfoliante con gránulos. Existen algunos como los de ASH que cuentan con perlas de cuarzo perfectamente redondas, por lo que serán menos abrasivas con tu piel y te ayudará a eliminar las células muertas del rostro, prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y estimular el sistema linfático para liberar toxinas. Ojo, el exfoliante no solo sirve en el rostro, así que podrás aplicarlo a tu cuerpo y tener los beneficios completos.

Ir arriba