Pilates y sexo

Dicen que practicar ejercicio físico te permite disfrutar del sexo mucho más que una persona sedentaria, y resulta que Pilates es el deporte estrella para un disfrute del sexo excepcional, además de mejorar problemas de incontinencia urinaria. Vamos a ver la relación entre Pilates y sexo.

 

pilates y sexo

Algunos de los ejercicios que suponen la práctica de Pilates ayuda a mejorar las relaciones sexuales, ya que sin apenas darte cuenta, es un ejercicio que estimula y fortalece la musculatura del plexo sacro, donde se encuentra toda la red de nervios que forman las ramas anteriores de los nervios sacros y las fibras anteriores lumbares. Y no solo mejora las relaciones sexuales, que ya es algo importante, muchas mujeres han observado que, aparte de esto, tras practicar durante varios meses seguidos Pilates han observado una disminución de pérdidas de orina.

Esto es debido a que gran parte de los ejercicios que implica la práctica de Pilates, van dirigidos a fortalecer los músculos que pertenecen al diafragma pélvico y esto hace que aumenten las sensaciones y se alargue el disfrute y el placer.

El doctor Tormo, portavoz del Observatorio Nacional de la Incontinencia, asegura que los ejercicios de Kegel o ejercicios que impliquen la contracción del músculo pubocoxígeo, también pueden contribuir a una mejora de las relaciones sexuales, facilitar el parto o disminuir la incontinencia urinaria, ya que fortalecen los músculos pélvicos. El ejercicio Kegel se basa en contraer y relajar la zona, pero es algo complejo, ya que muchas mujeres no nos aclaramos completamente con los músculos que hay que contraer.

Después de saber todo esto, ¿no tenéis ganas de ir a vuestro centro de Pilates más cercano? De todos modos, es importante tener en cuenta que, aunque la práctica de estos ejercicios sean más concretos para estimular ciertos músculos, cualquier práctica de ejercicio físico, nos hará sentir mucho mejor, y disfrutar mucho más de las relaciones sexuales en pareja o como desees.